Categoría: Fellatio

Sabor

Lecturas para insomnes. (I-II-III)
Relatos fantástico-eróticos disponible en Papel o Kindle (descarga digital) solo enamazon

Apenas han terminado, el pene aun gotea la última eyaculación, cuando una mano femenina lo acaricia, ella advierte su humedad y allí mismo se arrodilla, aspira el olor a jugo de hombre y se lo mete en la boca, le pasa la lengua y siente como de nuevo se endereza con violencia salvaje, ella se toca el coño para confirmar lo que ya sabe, que está muy bien engrasado, y ahora solo queda follarse donde puedan y como puedan.


Lecturas para Insomnes I-II-III.

Comprar en papel: http://amzn.to/2fY8Qif

Descarga digital: http://amzn.to/2fY70hg

Y también tienes Titulopq

Comprar en papel: http://amzn.to/2fYemS0

Descarga digital: http://amzn.to/2fY9Xyi

Anuncios

Frenesí

Titulomd   “Historiasal calor del brasero”.- Erotismo al rojo vivo.    De venta en Amazon   Papel y digital.   amazon

 

Me quitó las bragas en el taxi, mojo los dedos en mi coño y después se mojo los labios con ellos y me volvió a besar. Parecía que mi excitación no podía ir a más, pero el sabor de mi sexo, hizo que todavía subiera unos grados en la escala de la pasión. Yo tenía la mano en su paquete, que ya había desabrochado y mi mano empuñaba aquella pastosa barra de acero hirviendo. Así estaba de lubricada, de dura y de caliente. En un momento determinado, no me pude contener y me amorré a chupar como una desesperada. Me volvía loca el olor y el sabor de aquel pedazo de carne tibia que se movía sola en mi boca.

51SCSWAYSNL

Ilust.: Tom Poulton

Círculo erótico

“Historias al calor del brasero”.- Amazon. Erotismo, fantasía y misterio.

La otra mujer, a su espalda, le acariciaba la parte más carnosa, y donde mayor es la curvatura, apretaba, como si estuviera verificando la dureza o la firmeza del músculo. Después, las manos se dirigían hacia la parte baja de las caderas y sujetándolo fuertemente, sentía como le apretaba contra el culo el monte de Venus, como lo movía, adelante y atrás, adelante y atrás, o en un breve circulo, una y otra vez. El hombre sentía que estaba siendo utilizado, y le gustaba, notaba la caricia de aquel vello suave que su dueña le pasaba a todo lo largo del corte anal que previamente le había abierto con las manos, para que el contacto fuese más intimo, tal, que parecía querer introdu-cirse en su orificio, y sentía también como el beso de aquellos labios, los otros, dejaba húmeda y hambrienta toda la zona. Sentía una desazón extraña y deseaba que la presión sobre su ano no cesara, que se convirtiera en algo puntiagudo que le penetrase.

 

15479383063_2
Les débordements de michou

 

 

 

Bocados calientes

Historias al calor del brasero

 

“Historias al calor del brasero”
…me volvía loca el olor y el sabor de aquel pedazo de carne tibia que se movía sola en mi boca…chupé su miembro hasta saciarme de él, lo metí en mi boca y cerré los labios sobre él, mientras me apretaba la cara contra su vientre…sin decir palabra aplicó la boca sobre su pene tragándoselo de un golpe, después fué subiendo los labios hacia la punta y la lengua pudo saborearlo a su placer…
12191914_1617755608486359_2720595505056700353_n
Ilust.: F. ROJANKOWSKI

Técnicas

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”.- Amazon.

La esencia del misterio y del erotismo.
…chupaba de forma distinta, utilizaba sobre todo los labios. Los cerraba completamente sobre su miembro y los subía y bajaba dejando una estela de saliva que mantenía engrasado el émbolo para que el trayecto fuera suave…la mujer le succionaba con un ritmo cada vez más fuerte…la situación se volvia insostenible, aquello no podía durar mucho más…

Carolyn Weltman

Ilust.:Carolyn Weltman

Con la boca llena no se habla

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”.- Amazon
Sorprendentes relatos llenos de erotismo, fantasía y misterio.

…se arrodillo y tomó su miembro con las dos manos, lo besó abriendo ligeramente los labios y probando su sabor cálido. Ambos estaban ya empapados. Mientras chupaba, lamía y succionaba su miembro, el le apretaba la cabeza como si quisiera fundirla con su vientre y que ya no pudieran separarse, y ella, al mismo tiempo que se llenaba la boca de él, frotaba su clítoris mojándose los dedos en su propio jugo. El orgasmo fué simultáneo. Ella recibió en su boca toda su descarga.

George Grosz

Ilustr.:George Grosz

La succión lenta

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”- Amazon
…sin decir palabra aplicó la boca sobre su pene tragándoselo de un golpe, después fué subiendo los labios…la mujer aplastó sobre la boca su roja amapola, cuajada de rocío, con la que el hombre, sujetándola por sus hermosas redondeces, paseando la lengua por toda la raja, moviendo…ahogada por su propio orgasmo, no pudo o no quiso evitar tragarse todo el líquido que emitió el hombre…

izvrasaki-14

Juegos calientes

Historias al calor del brasero
·
“Historias al calor del brasero”.- Amazón.
+Fantasía, +misterio y +erotismo.
…lo primero es aplacar la sed de sexo, mete la cabeza entre sus piernas y arrima la boca a su raja, saturada ya… ella tiene cada vez más ganas, se mueve cada vez más…chupaba y succionaba su miembro apretando la cabeza como si quisiera…su boca se tragaba hasta la garganta el palo del hombre, tan tieso y tan duro que parecía se iba a romper, sus jadeos…

Fireside
Fireside