Categoría: Cunnilingus

Círculo erótico

“Historias al calor del brasero”.- Amazon. Erotismo, fantasía y misterio.

La otra mujer, a su espalda, le acariciaba la parte más carnosa, y donde mayor es la curvatura, apretaba, como si estuviera verificando la dureza o la firmeza del músculo. Después, las manos se dirigían hacia la parte baja de las caderas y sujetándolo fuertemente, sentía como le apretaba contra el culo el monte de Venus, como lo movía, adelante y atrás, adelante y atrás, o en un breve circulo, una y otra vez. El hombre sentía que estaba siendo utilizado, y le gustaba, notaba la caricia de aquel vello suave que su dueña le pasaba a todo lo largo del corte anal que previamente le había abierto con las manos, para que el contacto fuese más intimo, tal, que parecía querer introdu-cirse en su orificio, y sentía también como el beso de aquellos labios, los otros, dejaba húmeda y hambrienta toda la zona. Sentía una desazón extraña y deseaba que la presión sobre su ano no cesara, que se convirtiera en algo puntiagudo que le penetrase.

 

15479383063_2
Les débordements de michou

 

 

 

Anuncios

Dulce sabor

“Historias al calor del brasero”. Erotismo, sensualidad, misterio.

…le abrió las piernas, contemplo su pequeña raja y empezó a darle besos alrededor de ella; besaba sus ingles, a un lado y a otro, pasaba la punta de la lengua con suavidad infinita por su clítoris bajando hasta su culo, le abría los labios, completamente henchidos, con la lengua, y se demoraba con el sabor encendido de su fresa. Ella le dejaba hacer en un éxtasis de placer, ronroneaba y gemía, todo a la vez, mientras él la sujetaba con ambas manos, levantaba sus piernas y creaba una copa en la que bebía el jugo que destilaba su sexo. De pronto apretó los labios fuertemente contra los labios de ella, golosos de su boca, cogiéndola desprevenida y le hizo lanzar un ronco jadeo de placer, comenzó a frotarlo todo él con su boca, con su cara, apretando y aflojando…

Ilust.: Phyne Lamothe

Lamothe Phyne

Lectura apasionante

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”.- Amazón.
…sentí que había otra presencia, que era otra persona la que se había apoderado de mi y me poseía. El rostro…cuando cesó todo el ajetreo y el silencio se impuso en la casa, solo una persona seguía esperando en su soledad…sus jadeos y el movimiento de su cuerpo, participaron a la humanidad que había conseguido más que un orgasmo, un diluvio de placer…tenía un volcán ardiente, que empezaba a manar lava solo con ver el torso desnudo de cualquier soldado cuando se estaban ejercitando en el patio de armas…

PabloGallo07
Ilustr. P. Gallo

La succión lenta

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”- Amazon
…sin decir palabra aplicó la boca sobre su pene tragándoselo de un golpe, después fué subiendo los labios…la mujer aplastó sobre la boca su roja amapola, cuajada de rocío, con la que el hombre, sujetándola por sus hermosas redondeces, paseando la lengua por toda la raja, moviendo…ahogada por su propio orgasmo, no pudo o no quiso evitar tragarse todo el líquido que emitió el hombre…

izvrasaki-14

Juegos calientes

Historias al calor del brasero
·
“Historias al calor del brasero”.- Amazón.
+Fantasía, +misterio y +erotismo.
…lo primero es aplacar la sed de sexo, mete la cabeza entre sus piernas y arrima la boca a su raja, saturada ya… ella tiene cada vez más ganas, se mueve cada vez más…chupaba y succionaba su miembro apretando la cabeza como si quisiera…su boca se tragaba hasta la garganta el palo del hombre, tan tieso y tan duro que parecía se iba a romper, sus jadeos…

Fireside
Fireside

Manjar caliente.

Historias al calor del brasero.- Amazon

…completamente perdido ya el juicio quedó también desnudo ante la mujer, que separó algo las piernas para que los labios del hombre besaran los suyos y mojaran su clítoris que había adquirido la máxima sensibilidad.
Ya no era preciso fingir más. Era suyo. Le apretó la cabeza contra su vientre y notó como sus dedos entraban por la raja de su culo y buscaban donde introducirse. Tras unos momentos gozando de esa situación…

namioarukawa

Ilust.: N. Arukawa

Besos húmedos

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”
…apoyando la cara en el vello que cubría su pubis, aspiró fuertemente el aroma que emanaba el sexo femenino, aroma que…llevó la cabeza del hombre justo entre sus piernas, quería que le secara todo el jugo que destilaba su sexo ardiente, nunca había estado tan caliente…le abrió las piernas, contemplo su pequeña raja y empezó a darle besos alrededor de ella; besaba sus ingles…

Apollonia_Saintclair_Cultura_Inquieta18
Ilustracion: Apollonia SaintClair-CulturaInquieta.