Estampas.

Lecturas para insomnes.  (I-II-III)

Relatos fantástico-eróticos disponible en Papel o Kindle (descarga digital) solo en amazon.

No era en absoluto infrecuente, ver a través de puertas y ventanas abiertas, escenas cotidianas y no tan cotidianas de la vida de sus inquilinos; lo mismo podía verse a un moribundo en el lecho de muerte al que se le estaba administrando el Viático, como gente que cenaba con las últimas luces del día o mujeres, en ropa de casa, atareadas con sus trabajos caseros.

Todavía bullían en las callejuelas, patios y replazas, un enjambre incesante de gente hablando, entrando y saliendo o simplemente, sentados tomando el aire a la espera de recogerse. Porque en cuanto anochecía, aquel hormiguero del que manaba gente sin cesar desde el amanecer, parecía como si, aplicando una irresistible fuerza succionadora, absorbiera hacia su interior a toda aquella multitud, barriendo las callejuelas, patios y replazas que se quedaban solas, más lúgubres que nunca, con apenas alguna luz oscilante en cualquier rincón y donde nadie, salvo las alimañas de la noche, cuyo habitat era ese, quería estar.

Cubiertamedia1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s