Mes: mayo 2016

El ahorcado.

Titulomd “Historias al calor del brasero”. Misterio y erotismo. De venta solo en Amazon en papel o digital. amazon

 

Primero fué un rumor, un runrún que poco a poco fué creciendo hasta que finalmente la noticia se confirmó. El nuevo vicario, recién llegado apenas unas semanas antes, se había ahorcado en la sacristía. Los motivos que le habían llevado a tomar una medida tan drástica eran desconocidos para todos. Los rumores, a cual más disparatado, se sucedieron uno tras otro. Unos decían que era por deudas de juego, que lo habían visto frecuentar alguna casa de mala nota en la que se jugaba fuerte, y se había visto obligado a prometer la entrega de reliquias sacras para cancelar esas deudas. Otros decían que era a causa de una mujer, que…

ahorc

 

Frenesí

Titulomd   “Historiasal calor del brasero”.- Erotismo al rojo vivo.    De venta en Amazon   Papel y digital.   amazon

 

Me quitó las bragas en el taxi, mojo los dedos en mi coño y después se mojo los labios con ellos y me volvió a besar. Parecía que mi excitación no podía ir a más, pero el sabor de mi sexo, hizo que todavía subiera unos grados en la escala de la pasión. Yo tenía la mano en su paquete, que ya había desabrochado y mi mano empuñaba aquella pastosa barra de acero hirviendo. Así estaba de lubricada, de dura y de caliente. En un momento determinado, no me pude contener y me amorré a chupar como una desesperada. Me volvía loca el olor y el sabor de aquel pedazo de carne tibia que se movía sola en mi boca.

51SCSWAYSNL

Ilust.: Tom Poulton

Desazón

Titulomd “Historias al calor del brasero”.- Déjate inundar tu también por el erotismo.  De venta solo en Amazón,  en papel o digital.  amazon

Yo sé que el sigue enamorado de ella, pero lo que él no sabe es que yo estoy locamente enamorada de él. Soy amiga de su mujer y nos hemos visto muchas veces, y cada vez que lo veo, siento un calor que me inflama el pecho y después baja por mi cuerpo hasta que se me licua en la entrepierna. No puedo evitarlo. Muchas veces, cuando sabía que lo iba a ver, no me ponía ropa interior. Me gustaba sentir como se me humedecían los muslos. Era mirarlo, verlo sonreír, oír su voz, y me entraba una desazón, un desmayo, que tenía que ir al baño y sentarme un rato, calmarme…y secarme las piernas.

h

Llena de ti.

Titulomd         “Historias al calor del brasero” relatos que destilan erotismo,  misterio y fantasía. De venta en Amazon. (papel y digital)  amazon

 

—He tenido esta semana una experiencia extrañísima. He estado haciendo el amor con un hombre, pero en realidad lo hacía con otro.

Notó mi cara de extrañeza y continuó.

—Lo que quiero decir, es que aunque físicamente estaba con uno, mentalmente, estaba con otro, pero de tal manera, con tal fuerza lo sentía, que casi era más real el que no estaba que el que estaba. Pensándolo bien, sin el casi. Era más real la fuerza de mi pensamiento que la sensación física de la otra persona. Y debo decir que el amante real, con el que estaba haciendo el amor, se portaba maravillosamente y me hacía disfrutar de una manera como pocas veces me lo han hecho.

mcsp26ze