Curiosidad

“Historias al calor del brasero”.- Deja que te envuelva su misterio, su fantasía, su erotismo…

sintió que su deseo aumentaba y empezó a tocarse casi sin querer, algo que hasta entonces, nunca había hecho.  Y la sensación que percibió era tan grata, que superó el miedo a seguir tocándose; boca arriba, dobló las rodillas y separó las piernas para hacerlo con más comodidad, utilizó las dos manos, sintió erizarse y ponerse duros los pezones temblando de placer

gerda-wegener3

Ilust.: Gerda Wegener

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s