Árboles mágicos

De “Historias al calor del brasero”.- Amazón

Después de correr durante un rato más, ya casi sin aliento, se detuvo un instante para tratar de averiguar en que parte del bosque se encontraba y orientarse hacia una zona que le fuera conocida y segura. Tras observarlo todo, mirando alrededor de ella, llegó a la conclusión de que estaba en un lugar, en el que nunca había estado. Aquel sitio le era completamente desconocido, no sabía hacia donde ir, solo le quedaba seguir corriendo por aquel verde pasillo que, como una amable invitación, le ofrecía el follaje. Siguió corriendo, y unos minutos más tarde llegó a un pequeño claro en cuyo centro se levantaba un majestuoso árbol que, eso le pareció a ella, la invitaba a trepar por él. Se acercó un poco temerosa, contemplando la majestuosidad de sus ramas y la brillantez de sus hojas. Algo sintió en su interior, algún tipo de comunión hubo entre el árbol y la joven, que, perdido el miedo, trepó rápidamente por sus ramas que parecieron cerrarse tras ella.

arbol

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s