Humedad

“Historias al calor del brasero”. Erotismo, fantasía y misterio en su máximo grado.

Subimos a su casa, los labios me dolían de los besos, y de los mordiscos que había dado y recibido. En su cama hicimos el amor, casi sin interrupción, durante varias horas. Hizo con mi sexo lo que quiso, con los dedos y la boca, con la mano abierta apretando o aflojando, se mojo la cara y el cuerpo con todo mi jugo y me dió el suyo. Chupé y lamí su miembro hasta saciarme de él, lo metí en mi boca y cerré los labios sobre él, mientras me apretaba la cara contra su vientre…en fin, creo que hicimos todo lo…

optimizado-close-up-005

Ilust.: tomada de geheugenscollections.wordpress.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s