La succión lenta

Historias al calor del brasero

“Historias al calor del brasero”- Amazon
…sin decir palabra aplicó la boca sobre su pene tragándoselo de un golpe, después fué subiendo los labios…la mujer aplastó sobre la boca su roja amapola, cuajada de rocío, con la que el hombre, sujetándola por sus hermosas redondeces, paseando la lengua por toda la raja, moviendo…ahogada por su propio orgasmo, no pudo o no quiso evitar tragarse todo el líquido que emitió el hombre…

izvrasaki-14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s