Bocados calientes

Historias al calor del brasero

 

“Historias al calor del brasero”
…me volvía loca el olor y el sabor de aquel pedazo de carne tibia que se movía sola en mi boca…chupé su miembro hasta saciarme de él, lo metí en mi boca y cerré los labios sobre él, mientras me apretaba la cara contra su vientre…sin decir palabra aplicó la boca sobre su pene tragándoselo de un golpe, después fué subiendo los labios hacia la punta y la lengua pudo saborearlo a su placer…
12191914_1617755608486359_2720595505056700353_n
Ilust.: F. ROJANKOWSKI
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s